Mi historia con la diabetes

Hola, soy Fernando, soy originario de EEUU y tengo 52 años, soy una persona que ha vivido y sufrido los problemas de la diabetes desde que me fue diagnosticada a mis 35 años, por 7 años viví con diabetes tipo 2, honestamente ni siquiera me cuidaba, a pesar de haber sido diagnosticado.

¿La razón?… simplemente no me hacía a la idea de que la tuviera, la veía en la TV y veía como la gente se tenía que inyectar insulina y era así por muchos años incluso por el resto de su vida, por un lado me dio miedo pero por otro lado no me preocupaba porque una parte de mi se aferraba a la idea que no tenía absolutamente nada…

Pero todo cambió cuando mi diabetes comenzo a agravarse ya darme muchas complicaciones de salud mas que todo con mi corazón, y de hecho ese mismo día me dieron mi primera inyección de insulina, me deprimí, me sentí un tonto por no evitar lo que se venía, pude vivir tranquilo si tan solo me hubiera cuidado pero no quise cuidarme y ahora sufría las consecuencias, me sentí devastado y sobre todo adolorido, no me gustan las agujas en lo más mínimo.

Y todo esto fue más terrible cuando me dijeron que ¡LA DIABETES ES INCURABLE!, y así viví en esta creencia por un tiempo; y hasta que por fin entendí que mi enfermedad no era para tomarse a la ligera, hice de lado al médico, yo no iba a permitir que una simple enfermedad como esa me venciera, de hecho sin mi, la diabetes no es nadie… sin mi no existe, y me aferre a esta nueva idea, que yo era el dueño de mi cuerpo y esta enfermedad tenía que remediarse.

Nunca me pasó por la cabeza la idea de que podría en algún momento, revertir e incluso curarme de la diabetes, mi mente se había quedado en aquella vieja idea de que la cura no existía.

Fue muy desesperante cuando los cuidados excesivos comenzaron, la hora de la inyección, medicamentos extra, luego los efectos secundarios del medicamento, luego ese sentimiento de incomodidad o de sentirme una carga para mi familia, sobre todo para mi amada esposa, quien es un amor de mujer, para que yo no me sintiera solo en esta enfermedad, ella también cambió su dieta, y la hora de la comida era la misma para todos, me gustaba mucho este apoyo, pero la verdad es que me estaba volviendo una carga para mi esposa; ella no me lo decía, y estoy seguro que tampoco lo pensaba, pero notaba su cansancio.

Así fue que, desde que me decidí a cambiar esta situación, un día entré a una página de salud y diabetes, una web dedicada exclusivamente a esta enfermedad, pero lo que más me llamó la atención, fue la cantidad de personas que han sido “curadas” de este padecimiento, el mismo padecimiento que tenía y que hace tanto tiempo me habían dicho que era incurable.

Leía y leía testimonios de personas que lograron:

  • disminuir la cantidad de inyecciones
  • redujeron dramáticamente el consumo de medicamentos
  • lograron estabilizar 100% los niveles de azúcar en la sangre
  • otros lograron que el páncreas produjera insulina nuevamente

Para mi todo esto fue como leer un articulo religioso donde se obraban milagros, pues hace tiempo que yo quería encontrar información como esta, consejos valiosos de gente real que hayan o estén padeciendo este problema que tanto me aquejaba, era tanta mi emoción que casi me da un ataque al corazón (de la alegría de encontrar el sitio).

Sin pensarlo me registré en este sitio y comencé a profundizar en los temas leí muchos consejos que apliqué en mi vida con increíbles resultados, otros consejos los recibí de parte de los miembros de la comunidad, y todo el conocimiento que obtuve que me ayudó a reducir considerablemente la diabetes.

Pero no fue una cura o reversión completa hasta el día que conocí a Sergio Russo un simpático sujeto de quien obtuve un conocimiento que, a pesar que ya me era familiar, jamás pensé que pudiera lograr lo que prometía… ya que prometía curar la diabetes tipo 2 y reducir y revertir la tipo 1… pero solo en 30 días!

Era una locura total, yo ya tenía varios años así y aunque los consejos que aprendí de aquella comunidad me ayudaron a controlar la enfermedad a un punto donde no tuviera que estarme preocupando tanto.

Sergio Russo y su tratamiento Revertir la Diabetes, son casi un secreto nacional según me aseguraba él… ya que Revertir La Diabetes es un tratamiento diseñado por él mismo para atacar no solo los síntomas, sino el problema en si mismo.

Me explicó el proceso y la solución era tan simple que me pareció mentira, pero yo ya no estaba dispuesto a que este mal se agravara de nuevo, así que puse en acción su solución y ¡SANTO REMEDIO!

Jamás en mi vida había tomado una decisión tan importante como la de haber conocido a este hombre que cambió mi vida y la de mi familia, porque estaba a punto de convertirme en el trapo viejo y sucio que nadie quiere agarrar.

Era la carga de mi esposa, la intranquilidad de mis hijos, y el fastidio de mis hermanos también me estaba volviendo, aunque no me lo dijeran ni me lo hicieran notar nunca, se que en algún momento todo esto hubiera pasado, y de no haber conocido a Sergio Russo y su tratamiento Revertir La Diabetes.

Si tu estás padeciendo de diabetes y buscas una solución coherente, viable y 100% natural, pues no tienes que ir muy lejos porque esta solución está en los bastos conocimientos de Sergio Russo.